Spanisch lernen - Spanisch online Lehrbuch

Block 1-20
Übungen Level 4: Das Zeitensystem im Spanischen

  4.2 Das Zeitensystem im Spanischen - Satz 21 bis 40
   El pozo y el péndulo (Edgar Allan Poe)
 
Satz 21: Pero, en fin, todo no estaba perdido.
  Satz 22: En medio del más profundo sueño..., ¡no! En medio del delirio..., ¡no! En medio del desvanecimiento..., ¡no! En medio de la muerte..., ¡no!
  Satz 23: Si fuera de otro modo, no habría salvación para el hombre.
  Satz 24: Cuando nos despertamos del más profundo sueño, rompemos la telaraña de algún sueño.
  Satz 25: Y, no obstante, un segundo más tarde es tan delicado este tejido, que no recordamos haber soñado.
  Satz 26: Dos grados hay, al volver del desmayo a la vida: el sentimiento de la existencia moral o espiritual y el de la existencia física.
  Satz 27: Parece probable que si, al llegar al segundo grado, hubiéramos de evocar las impresiones del primero, volveríamos a encontrar todos los recuerdos elocuentes del abismo trasmundano.
  Satz 28: ¿Y cuál es ese abismo?
  Satz 29: ¿Cómo, al menos, podremos distinguir sus sombras de las de la tumba?
  Satz 30: Pero si las impresiones de lo que he llamado primer grado no acuden de nuevo al llamamiento de la voluntad, no obstante, después de un largo intervalo, ¿no aparecen sin ser solicitadas, mientras, maravillados nos preguntamos de dónde proceden?
  Satz 31: Quien no se haya desmayado nunca no descubrirá extraños palacios y casas singularmente familiares entre las ardientes llamas; no será el que contemple, flotantes en el aire, las visiones melancólicas que el vulgo no puede vislumbrar, no será el que medite sobre el perfume de alguna flor desconocida, ni el que se perderá en el misterio de alguna melodía que nunca hubiese llamado su atención hasta entonces.
  Satz 32: En medio de mis repetidos e insensatos esfuerzos, en medio de mi enérgica tenacidad en recoger algún vestigio de ese estado de vacío aparente en el que mi alma había caído, hubo instantes en que soñé triunfar.
  Satz 33: Tuve momentos breves, brevísimos en que he llegado a condensar recuerdos que en épocas posteriores mi razón lúcida me ha afirmado no poder referirse sino a ese estado en que parece aniquilada la conciencia.
  Satz 34: Muy confusamente me presentan esas sombras recuerdos de grandes figuras que me levantaban, transportándome silenciosamente hacia abajo, aún más hacia abajo, cada vez más abajo, hasta que me invadió un vértigo espantoso a la simple idea del infinito en descenso.
  Satz 35: También me recuerdan no sé qué vago espanto que experimentaba el corazón, precisamente a causa de la calma sobrenatural de ese corazón.
  Satz 36: Luego el sentimiento de una repentina inmovilidad en todo lo que me rodeaba, como si quienes me llevaban, un cortejo de espectros, hubieran pasado, al descender, los límites de lo ilimitado, y se hubiesen detenido, vencidos por el hastío infinito de su tarea. Recuerda mi alma más tarde una sensación de insipidez y de humedad; después, todo no es más que locura, la locura de una memoria que se agita en lo abominable.
  Satz 37: De pronto volvieron a mi alma un movimiento y un sonido: el movimiento tumultuoso del corazón y el rumor de sus latidos.
  Satz 38: Luego, un intervalo en el que todo desaparece.
  Satz 39: Luego, el sonido de nuevo, el movimiento y el tacto, como una sensación vibrante penetradora de mi ser.
  Satz 40: Después la simple conciencia de mi existencia sin pensamiento, sensación que duró mucho.
Block 1-20