Spanisch lernen - Spanisch online Lehrbuch

Block 61-80
Übungen Level 4: Das Zeitensystem im Spanischen

  4.2 Das Zeitensystem im Spanischen - Satz 81 bis 100
   El pozo y el péndulo (Edgar Allan Poe)
 
Satz 81: Yo siempre había creído que eran fábulas; pero, sin embargo, eran tan extraños, que sólo podían repetirse en voz baja.
  Satz 82: ¿Debía morir yo de hambre, en aquel subterráneo mundo de tinieblas, o qué muerte más terrible me esperaba?
  Satz 83: Puesto que conocía demasiado bien el carácter de mis jueces, no podía dudar de que el resultado era la muerte, y una muerte de una amargura escogida.
  Satz 84: Lo que sería, y la hora de su ejecución, era lo único que me preocupaba y me aturdía.
  Satz 85: Mis extendidas manos encontraron, por último un sólido obstáculo. Era una pared que parecía construida de piedra, muy lisa, húmeda y fría.
  Satz 86: La fui siguiendo de cerca, caminando con la precavida desconfianza que me habían inspirado ciertas narraciones antiguas.
  Satz 87: Sin embargo, esta operación no me proporcionaba medio alguno para examinar la dimensión de mi calabozo, pues podía dar la vuelta y volver al punto de donde había partido sin darme cuenta de lo perfectamente igual, que parecía la pared.
  Satz 88: En vista de ello busqué el cuchillo que guardaba en uno de mis bolsillos cuando fui conducido al tribunal.
  Satz 89: Pero había desaparecido, porque mis ropas habían sido cambiadas por un traje de grosera estameña.
  Satz 90: Con objeto de comprobar perfectamente mi punto de partida, había pensado clavar la hoja en alguna pequeña grieta de la pared.
  Satz 91: Sin embargo, la dificultad era bien fácil de ser solucionada, y, no obstante, al principio, debido al desorden de mi pensamiento, me pareció insuperable.
  Satz 92: Rasgué una tira de la orla de mi vestido y la coloqué en el suelo en toda su longitud, formando un ángulo recto con el muro.
  Satz 93: Recorriendo a tientas mi camino en torno a mi calabozo, al terminar el circuito tendría que encontrar el trozo de tela.
  Satz 94: Por lo menos, esto era lo que yo creía, pero no había tenido en cuenta ni las dimensiones de la celda ni mi debilidad.
  Satz 95: El terreno era húmedo y resbaladizo.
  Satz 96: Tambaleándome, anduve durante algún rato.
  Satz 97: Después tropecé y caí. Mi gran cansancio me decidió a continuar tumbado, y no tardó el sueño en apoderarse de mí en aquella posición.
  Satz 98: Al despertarme y alargar el brazo hallé a mi lado un pan y un cántaro con agua.
  Satz 99: Estaba demasiado agotado para reflexionar en tales circunstancias, y bebí y comí ávidamente.
  Satz 100: Tiempo más tarde reemprendí mi viaje en torno a mi calabozo, y trabajosamente logré llegar al trozo de estameña.
Block 61-80